Sitio Oficial del Festival de Literatura de Copenhague 2016

Katrine Helene Andersen

Katrine Helene Andersen

Dinamarca. Es profesora contratada del departamento de Inglés, Alemán y Lenguas Románicas (Área de español) en la Universidad de Copenhague. Es licenciada y doctora en filosofía y literatura por las Universidades de Aarhus y Complutense de Madrid. Ha publicado varios estudios sobre el pensamiento español, con especial atención a las dimensiones filosóficas de autores como Miguel de Unamuno, Baltasar Gracián y Juan Larrea.

Un lugar en el tiempo. Poesía e historia en El viajero del siglo de Andrés Neuman

La presente ponencia discute dos conceptos claves en El viajero del siglo de Andrés Neuman: Historia y Poesía. El viajero del siglo es una novela histórica en dos sentidos: Está ambientada en la Alemania post-napoleónica y, además, presenta una idea compleja y polifacética de la historia y el tiempo. Esta ponencia discute la historicidad del texto desde una perspectiva hermenéutica y analiza la idea de la historia que presenta. A la luz de la hermenéutica, se discute la relación con la realidad histórica manifestada en un texto que pretende insertarse en una época histórica 150 años anterior a la suya propia. Asimismo se trata la idea de la historia y el tiempo, que presenta la obra de Neuman, como una constante cambiante y relaciona la poesía con ella.
El viajero tradicional se mueve de un lugar a otro, pero “el viajero del siglo” se queda en el mismo sitio y es su entorno el que viaja. Además del entorno cambiante, el protagonista emprende varios viajes a través de los libros. Es traductor y comentarista de poesía y la literatura le permite viajar en el tiempo. Hans, el protagonista, viaja a través de los libros, pues “el viajero del siglo” es un lector. El tiempo es una constante en la novela como tema y como punto de identificación lo cual hace pensar en la idea kantiana sobre el carácter alterable de lo permanente y el carácter inalterable de lo mutable (Crítica de la Razón Pura), porque por muy fugitivo que sea el tiempo es lo único estable. El tiempo pasa pero no desaparece y lo mismo puede decirse de la historia. La poesía guarda una relación privilegiada con la realidad histórica porque existe al margen de ella y no está condicionada por ella. Hans comparte con su amada, Sofía, el oficio de traducir poesía, lo cual subraya el afecto y la emoción que subyace a la obra poética a diferencia de la ciencia y la filosofía. La poesía viene a representar otra constante en la novela porque se actualiza continuamente en la obra a través de citas y porque es universal y eterna. El viajero del siglo da voz a los poetas del pasado pero no los inserta en su contexto histórico porque no lo tienen. Paradójicamente, esta idea de la universalidad y la atemporalidad de la poesía inserta la obra de Andrés Neuman como la continuación de una tradición y una historia. Es una lectura e interpretación de la historia que incluye toda la tradición literaria e intelectual a la debe tanto el autor y el lector.

 

Fotografía©Lorenzo Hernández